Qué me llevo del I Congreso Nacional de Relaciones de Pareja

Increíble que ya hayan pasado dos semanas desde que tuvo lugar el I Congreso Nacional de Relaciones de Pareja.  Tuve el grandísimo honor de trabajar en el equipo organizador con gente que tenía motivación, ilusión y estrés para regalar, pero teniendo los dos primeros ingredientes, digamos que el estrés era mayoritariamente eustrés.   Así que la experiencia de estar tras bambalinas con gente de tanta calidad humana y profesional es lo primero que me llevo.

image

Por otro lado, lo que pasó durante los dos días de congreso superó nuestras más locas fantasías.  La gente aprendió y disfrutó mucho y las ponencias fueron magistrales.  No pude estar en todas por cuestiones de turnos entre los miembros del equipo y porque el sábado por la mañana di una conferencia sobre Mindfulness e Inteligencia Emocional a padres de niños con diversidad funcional (¡post pronto!), pero las que vi me encantaron, así que aquí va una muestra de lo que me llevo de cada ponente:

Marga Herrero: Su ponencia fue como una ventana a la terapia centrada en soluciones, en la cual se trabaja con los objetivos en vez de con los problemas y en la que el cliente no son los individuos, sino la relación. Empezó contándonos que las parejas son como las paellas, cómo la condimentes es lo que hace la diferencia.  En esa línea, compartió con nosotros unos rituales de bienvenida y despedida que fortalecen las relaciones de pareja.  Por ejemplo,un abrazo verdadero al despertar, no cuesta nada y hace mucho.  Lo mismo al despedirse.  Una cosa curiosa que no sabía es que nuestro organismo sólo está preparado para estar enfadado 20 minutos .  “Imaginaros el daño que nos hacemos cuando mantenemos el enfado por más tiempo”, dijo.
image

 

Olga Castanyer: Experta expertísima en asertividad, nos contó que la autoestima es un requisito sine qua non para ser asertivos.  Que para saber qué queremos y saber expresarlo, tenemos que conocernos.  En pocas palabras, es comunicarnos mirando con un ojo a nuestro interlocutor y con el otro mirándonos a nosotros mismos.  Cuando discutimos con nuestra pareja en vez de centrar nuestros argumentos en el “tú hiciste”, “tú dijiste”, “tú siempre”, es mejor hablar de cómo nos hemos sentido.  La razón es que las acciones del otro muchas veces pueden ser malinterpretadas, pero la única cosa de la que podemos estar totalmente seguros es cómo nos hemos sentido.
image

 

Lorena Berdún: la sexóloga más conocida de España nos dijo claramente: “La sexualidad son 4 cosas. Démosle vidilla.” Compartió con nosotros lo que desde su larga experiencia son elementos fundamentales en el sexo, como la complicidad, las caricias, la relajación, la sinceridad, el respeto… pero lo que considera primordial es el amor.  Desde si es alguien a quien has conocido esa noche hasta si es con quien llevas años de años, el sexo es algo tan bonito e íntimo que no merece ser vacío de amor (algo en lo que Woody Allen discrepa -ver foto). Hubo unas ganas colectivas entre los asistentes de abrazar a su abuelita cuando nos dio un consejo que recibió de ella.  Resulta que Lorena una vez le preguntó a su abue cuál era el secreto para seguir feliz después de tantos años con alguien, a lo que la abuela respondió: “Haz sentir importante a tu pareja y no vivas con tus suegros.”
image

Silvia Congost: su ponencia estuvo centrada en las relaciones tóxicas y la dependencia emocional.  Según su experiencia en terapia, las relaciones en las que hay dependencia emocional nunca pueden funcionar, por más terapia que hagas.  Y es que la DE es como una adicción de la que si quieres salir tienes que cortar todo de raíz.  Nada de terminamos pero somos amigos.  Rotundamente no.  Nos explicó los casos más típicos de DE:

  • Cuando no hay correspondencia: aquí se pueden dar dos situaciones, una es cuando te dicen que ya no te quieren, a lo cual tú reaccionas llorando y suplicando que no te dejen y la otra persona cede y se queda; la segunda es cuando no te quieren, te lo demuestran con sus acciones, pero te dicen lo contrario.  Y aquí fue donde Silvia dio un consejo valiosísimo: “Cuando lo que tu pareja dice no concuerda con lo que hace, quédate con lo que hace.”
  • Cuando renuncias a ti mismo para complacer a la otra persona.  Encontrar un equilibrio entre lo que ambos quieren es lo mejor, pero muchas veces en intentar llegar a ese equilibrio termina siendo el mismo el que siempre cede.
  • Cuando la persona vulnera tu dignidad y te agrede física y/o psicológicamente.

image

 

Gonzalo Hervás:  como uno de los mayores académicos en Psicología Positiva de España, nos habló del bienestar y de cómo se pasa del bienestar individual al de pareja.  Una de las teorías más completas es la de Deci y Ryann (2000), según la cual el núcleo del bienestar personal se compone del sentido de pertenencia a un grupo (familia, amigos, etc.), sentirse competente, autónomo, tener un sentido vital, la seguridad, la autoaceptación y el crecimiento vital.  Luego, cada uno a lo largo de su vida va valorando y jerarquizando estos factores.  El bienestar en la pareja se da cuando hay cierta concordancia entre las jerarquías de ambos, ya que el panorama se complica si para uno la autonomía es crucial, pero para el otro lo es el sentido de pertenencia. Terminó con una reflexión que me encantó: “El amor es como el arte, a ambos los mueve la ternura”
image

 

Esto es en cuanto a las ponencias. Además, me llevo todas las palabras de Juanpe y Lucía en el taller de Mindfulness, tan inspirador fue que al final una asistente pidió la palabra para preguntarles si les podía dar un abrazo. Nos contaron que así como existen los 4 jinetes del apocalipsis en las parejas, el Mindfulness aporta 4 elementos fundamentales para el bienestar en las parejas: agradecer, responsabilizarnos, compartir y buscar soluciones juntos.

Y me llevo el taller de Iago sobre comunicación en la pareja, la importancia de dejar fuera de nuestras discusiones los absolutos como “siempre” o “nunca” porque al final lo que buscan es herir. Iago tiene una amplia formación en Mindfulness y es seguidor de Thich Nhat Hanh, así que compartió con nosotros el video que adjunto a continuación. Y hablando de la intolerancia de la sociedad actual a las emociones negativas, dijo que el sufrimiento es necesario para apreciar la felicidad.

 

Si te has quedado con la miel en los labios, puedes leer esta otra entrada post-congreso de nuestra compi positivartista Ana Merillas, o seguir la página de Facebook para estar al tanto de las novedades y tener información interesante en el tema de parejas.

Son evidentes mis ganas de que llegue la segunda edición, ¿no? 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s